Los ojos en cualquier lado

Con esas naranjas y esa "manzana", ir a trabajar se volvió una distracción

La atención por sobre todas las cosas.
La atención por sobre todas las cosas.

Por lo general, cumplir con la jornada laboral semanal es un problema, genera desgano y hasta transmite mal humor, pero en la Mesopotamia, en la cosecha de cítricos, pasa totalmente lo contrario.

Los trabajadores de un campo de naranjas en Corrientes se pelean para ver quien llega primero y para formar cuadrilla con una compañera por sobre todo laburadora.

La joven de atributos predominantes, ya sea cola y lolas, se ha vuelta una inyección anímica y hasta contraproducente, ya que los muchachos lo que menos hacen es trabajar.

El patrón deberá tomar cartas en el asunto y separar de esa función a la señorita y poner en fila a los empleados que lo único que hacen es ver cómo trabaja ella y custodiar que no se caiga de la escalera mientras cosecha las frutas.

Lectores: 290

Comentarios