Uno es gay y el otro no

Siameses en conflicto: un solo culo para el amor

El heterosexual sufre porque le van a sacar el invicto.
El heterosexual sufre porque le van a sacar el invicto.

Cuando llega el amor a una persona, todo se vuelve más hermosa, se comienza con una vida llena de emociones, sensibilidades, pasiones, entre otras cosas más; pero cuando la situación envuelve a siameses, es todo mucho más complicado.

En Norteamérica, un hombre se enamoró de un siamés y el otro no quiere saber nada con que tenga relaciones sexuales. Ellos poseen dos cabezas, pero solamente un ano y un pene.  

De esta forma, el heterosexual busca justicia y que se apiaden de él. No quiere sexo, no quiere sufrir, no quiere nada. Quiere mantener el invicto, pero su siamés, busca totalmente lo contrario. Para el amor no hay edad, pero falta que se pongan de acuerdo.

Lectores: 1449

Comentarios